Internet y los derechos de propiedad intelectual

DRMEl Gobierno británico estudia cortar internet a los usuarios que realicen descargas ilegales – Titulares con noticias como estas se están volviendo cada vez más frecuentes en los medios de prensa de todo el mundo y nos muestran que existe una problemática aún no resuelta en los alcances del uso de Internet.

Uno de los aspectos más polémicos de los usos de Internet es el relativo a la tendencia a la desaparición de las regalías por derechos de autor (copyright), lo que cuestiona en su esencia misma este derecho de quien produce algo, como gráficamente representa la sociedad que defiende los derechos de autor en nuestro país, AGADU, al decir que “el derecho de autor, es el salario del creador” Antes de que todas las músicas, libros y películas del mundo estuvieran al alcance de un clic, quien deseaba oír esas canciones compraba el disco, quien quería leer la obra compraba un ejemplar y quien quería ver la peli pagaba su entrada al cine. Cada una de esas transacciones generaba un dinero del cual un porcentaje iba en concepto de ganancias para quien había hecho esa creación.  ¿Qué ocurre con eso en el mundo de Internet?

Existe toda una filosofía basada en el concepto del software libre, la libertad de circulación de información y lo que ha sido bautizado como copyleft (por oposición al copyright) que hace replantear la cuestión de los derechos de autor y que reivindica el derecho a la libertad del usuario de acceder a la información toda vez que esta esté disponible y a hacerlo gratuitamente si de ese modo se la comparte como es el caso de las redes P2P (peer to peer, redes que escapan al esquema de relacionamiento cliente – servidor) y que están en el centro de la polémica sobre el futuro de los derechos de autor en Internet (posiblemente Ares o Emule sean redes P2P que la mayoría de ustedes conocen e incluso han utilizado).

I love P2P

El debate entre ambas posiciones es muy rico e incluye cuestiones jurídicas, informáticas, económicas y hasta filosóficas. El fragmento que citamos con argumentos en contra del copyright es del español Jorge Cortell que tiene un blog al respecto situado en http://cortell.net/blog/ (aunque la información se comparta libremente la cita de las fuentes sigue siendo un imperativo ético absolutamente fuera de la discusión) Cortell a su vez, cita los argumentos de un estudio de la Universidad de Harvard del profesor Felix Oberholzer – Gee. Veamos sus argumentos:

POSICIÓN DE JORGE CORTELL CONTRARIA A LOS DERECHOS DE AUTOR

La tecnología digital ha reducido el coste de producircopyleft películas y música, permitiendo a los artistas llegar a su público de nuevas maneras. Es difícil argumentar que una protección de copyright más débil haya tenido un impacto negativo en el incentivo a los acortistas para ser creativos. Compartir archivos no ha desanimado a autores y editores. La publicación de nuevos libros a aumentado un 66% en el período de 2002-2007. Desde 2000, la publicación de nuevos álbumes se ha más que duplicado, y la producción de películas a nivel mundial desde 2003 ha crecido más del 30%. El modo en que los mercados de bienes complementarios (como conciertos, electrónica, e infraestructura de telecomunicaciones) han respondido a la compartición de archivos sigue básicamente inexplorado en la investigación académica. La llegada de la compartición de archivos ha debilitado la protección efectiva del copyright considerablemente. Hoy, más del 60% del tráfico de internet consiste en consumidores compartiendo música, películas, libros y juegos. Sin embargo, pese a la popularidad de la nueva tecnología, el compartir archivos no ha minado el incentivo de los autores para producir nuevas obras. Sostenemos que el efecto de la compartición de archivos ha sido amortiguado por tres razones:

. (1) La canibalización de ventas que es debida a la compartición de archivos es más modesta de lo que asumen muchos observadores. Estudios empíricos sugieren que en música no más del 20% of de la reciente caída en ventas es debido a la compartición de archivos.

(2) Compartir archivos incrementa la demanda de complementos a los archivos protegidos, aumentando, por ejemplo, la demanda de conciertos y los precios de los mismos. La venta de complementos más caros aumenta los ingresos de los artistas.

(3) En muchas industrias creativas, los incentivos monetarios juegan un papel reducido en la motivación de los autores para que se mantengan creativos. Los datos sobre la producción de nuevas obras son consistentes con el argumento de que el compartir no ha desincentivado a autores y editores. Desde la llegada de la compartición de archivos, la producción de música, libros y películas se ha incrementado considerablemente.

Business Model

Por otra parte, en una nota publicada en el diario español El País el escritor Luis G. Martín, autor de varias novelas, la última de ellas, “Las Manos Cortadas” publicada por Alfaguara, defiende la existencia del copyright y se manifiesta contrario a la libre circulación de contenidos por Internet alertando de los posibles riesgos que la extensión de esta actividad puede conllevar.

La nota completa aquí.

POSICIÓN DE LUIS G. MARTÍN FAVORABLE A LOS DERECHOS DE AUTOR

MutinyEs necesario acabar con la piratería, que se ha convertido en un freno para las innovaciones comerciales del mundo de la cultura. ¿Quién en su sano juicio va a vender en Internet una película recién estrenada sabiendo que minutos después estará al alcance, gratuitamente gratuitamente, de todo el universo cibernético?

¿Quién va a invertir en preparar un catálogo, en hacer doblajes o subtitulados, si sabe que la rentabilidad de todo eso será nula?

Pero lo peor de la piratería no es quizá la destrucción que está ocasionando en la industria cultural, sino la pestífera demagogia que extiende a su alrededor. La piratería se comete, como todas las grandes fechorías, en nombre de la libertad y de los valores más grandilocuentes: el derecho universal a la cultura, la venganza contra las multinacionales explotadoras y la creación de un mundo más justo. A muchos de los predicadores piratas se les podría confundir con el Che Guevara, con Ho Chi Min o con el mismísimo Jesucristo, pues de lo que hablan es de la lucha contra los abusos del capitalismo, de la defensa de los derechos civiles y de la fraternidad de los hombres. Es una lástima que todo ese espíritu revolucionario se limite a la propiedad intelectual, que es la más inerme, y no, por ejemplo, a la inmobiliaria. Sería una verdadera subversión ver a todas esas legiones de ciberpiratas justicieros convertidos en okupas, defendiendo sin la impunidad de un ADSL las sociedades más justas que proclaman.

Yo pirateo por interés cultural y por tacañería. Para conseguir lo Favorite Full-Length Releases of 2008que no puedo conseguir de otro modo y para conseguir lo que podría comprar pagando. No se me ocurre, sin embargo, sentir orgullo ni convertir en noble lo que es solamente un fraude. No dejo de piratear, egoístamente, porque sé que la solución al problema no es el acto ético individual, sino la acción política, la regulación, la intervención del Estado para proteger los derechos vulnerados: los de los creadores y los de las empresas que han invertido en ellos y que esperan, con toda lógica, una rentabilidad. No dejo de piratear pero estoy deseando que me obliguen a dejar de piratear. (…)

ACTIVIDADES

En grupos de a 4 alumnos luego de leer estos textos reflexiona sobre ellos y responde:

  • ¿Qué papel juega el concepto de libertad en esta discusión?
  • ¿Crees que es justo acceder a los contenidos sin pagar por ellos?
  • ¿Qué alternativas pueden tener los creadores si dejan de percibir sus ingresos por ese concepto?
  • ¿Crees que todo lo que la tecnología puede hacer, lo hará, o que el Estado debe poner reglas?
  • ¿Qué otros ejemplos conoces de esta discusión entre contenidos libres y con licencia?

TAREA DOMICILIARIA INDIVIDUAL:

Hacer un afiche en Glogster (los datos para ingresar se encuentran en la Tarea 6) con la posición asumida, (puede ser a favor o en contra) para una campaña de conciencia pública sobre las descargas en Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *